domingo, 15 de abril de 2012

Menuda empanada !! (nunca de carne humana)

(empanada de Pernambuco)

Apenas era un “neno” o “rapaz” en aquella parroquia gallega de Arcade, perteneciente al municipio pontevedrés de Soutomaior, en plena ría de baixa de Vigo, Y en fechas similares a estas, por cierto, se acaban de celebrar como todo los años la Fiesta de la Ostra, que no está nada mal, pues bien, entonces en los sesenta, mi abuela Carmucha, con la que vivía mientras mis padres trabajaban a muchos kilómetros, preparaba la mejor empanada de ostras que jamás he probado.

(la abuela, abriendo ostras frescas de la ria)

Por supuesto, las empanadas gallegas se preparan de muchos tipos y manjares. Eso sí, de todo menos de carne humana. Si, humana. Y de eso les voy a contar algo.

Otro tipo de empanada.



Resulta que,la Policía civil de Pernambuco (Brasil), ha confirmado que los tres sospechosos de asesinar, descuartizar y enterrar a dos mujeres en Garanhus, en el nordeste del estado, confesaron en una declaración hecha el pasado jueves, que usaban carne humana para hacer pastelitos, como empanadas.
Los alimentos se vendían a la población y también se servían como comida para el propio trío y para la niña de cinco años que vivía con ellos. No me dirán que la cosa no tiene su aquel.

Según los informes de la Policía, los sospechosos confesaron que, después de los asesinatos, guardaban partes de los cuerpos de las víctimas en el congelador. De acuerdo con el comisario de la delegación de Garanhus, Demócrito Oliveira, los sospechosos estaban en una fase de "pausa" entre crimen y crimen, ya que planeaban asesinar a otra mujer, en la ciudad de Lagoa do Carro, en el noreste de Pernambuco, según informa Globo. Probablemente por aquello de la crisis o falta de "materia prima".

La Policía dice que las partes usadas para producir las empanadas serían las nalgas y los muslos de las víctimas. Según Demócrito Oliveira, la población de Garanhus que uno de los sospechosos vendía el alimento en la ciudad. Nadie, sin embargo, trató de hablar con la delegación de la policía sobre el consumo de las empanadas.

Los sospechosos de semejante barbarie formaban un triángulo amoroso compuesto por un hombre y una mujer de 52 años que estarían casados, y una joven de 23. Los tres sospechosos están en prisión desde el miércoles, cuando la Policía encontró restos mortales de dos mujeres enterrados en un patio de la vivienda.

La Policía civil ha informado de que formarían parte de una secta, que promulgaba la purificación del mundo y la disminución poblacional. El objetivo sería matar tres mujeres por año. "Según los involucrados, formaban parte de una secta llamada 'Cartel' que lucharía contra una secta contraria llamada 'M' (de las mujeres impuras). La causa que los sospechosos estén presos sería porque 'M' interfirió en sus planes", reveló el delegado Wesley Fernades, responsable del caso.

Fernandes también explicó cómo escogía el grupo a sus víctimas. "Según ellos veían pasar a grupos de personas y uno alertaba de que una era considerada mala persona". Las víctimas eran atraídas hasta la casa de los sospechosos bajo la falsa promesa de trabajar como niñeras de la niña que vivía con ellos.

La Policía también ha encontrado el certificado de nacimiento de la niña de 5 años que vivía con ellos. Sería la hija de una mujer asesinada en 2008, en Olinda. Una de las sospechosas reconoció que usaba el nombre de esa mujer y decía que la niña era su hija.

La niña había presenciado los asesinatos y puede revelar detalles a la Policía. "Esa niña está en el Consejo Tutelar, bajo el cuidado y la vigilancia del Juzgado de la Infancia, que está llevando a cabo todos los trámites legales para buscarle un nuevo hogar", informó el delegado.

Un verdadero "calvario" para esa niña que, tras presenciar la violencia, el asesinato de su madre, y que l nalga de su mamá, haya sido e relleno de cada empanada.

Conclusión.

Obviando la tragedia en clave gastronómica que desgraciadamente es real y acaba de suceder en ese pais tan grande que es Brasil y retomando el idílico inicio de este artículo, vayamos al "turrón", como dicen en Xixona.



Afotunadamente,la cocina gallega se caracteriza básicamente por la sencillez de su elaboración. Partiendo de una materia prima de excelente calidad, no precisa de demasiados artificios para ofrecer al aficionado a la buena mesa una auténtica experiencia de disfrute del paladar.

Pertenecemos a un entorno al que nos gusta comer y beber bien, más que a un tonto una tiza y, afortunadamente a día de hoy, nos podemos permitir darnos algún que otro “homenaje”, aunque a veces llamemos homenaje más al hacer acto de presencia en el restaurante que en el verdadero disfrute de la jornada.


Eso si, pero antes, preguntemos en el restaurante o en casa de quien nos sirva la empanada...por los ingredientes.












Fuentes:
Globo do Pernambuco
Folha do Pernambuco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.