domingo, 28 de abril de 2013

A mi amigo, Pepe Vázquez Díaz!!


Sí así titulo este artículo es porque me considero amigo de Pepe, pero debería decir,  al letrado, Don José Vázquez Díaz del Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, para ser políticamente correcto. Hace pocas fechas Pepe, pasó por “El Hule” hablando en términos taurinos, una cornada grave, pero que afortunadamente está recuperado felizmente para todos. Pepe hizo sus pinitos como torero, allá en los principios de los años sesenta del pasado siglo, con mucha afición, abandonó la tierra que le había visto nacer, un pueblo llamado “Martín de la Jara”, el último pueblo de la provincia de Sevilla, limítrofe con las tierras extremeñas de “Santa Olalla”, tierras donde muy cerca se encuentra el toro bravo. A Pepe Vázquez, como a muchos españoles le llegó la afición de la mano de su padre, cuando le acompañaba las tardes de toros a “La Maestranza” de Sevilla.

Emprendió la aventura muy joven a tierras aragonesas, en el pueblo de “Tarazona de Aragón”, allí donde casi pierde la vida el llamado “Corazón de León”, el matador ecijano “Jaime Ostos” por una gravísima cornada que le destrozó la femoral, afortunadamente, aquella tarde el cirujano jefe de la plaza era don Carlos Valcarreré, padre del actual “Carlos Valcarreré”, cirujano jefe de la plaza de toros de Zaragoza.

 

En aquellas tierras, Pepe se encontró con un taurino de aquella época, Delfín Jiménez “Claverías”, de la mano de este “Pepe Vázquez”, toreó varias novilladas sin picadores por aquella zona, muy lejos de sus tierras sevillanas, aquellas novilladas de erales, muy cuajados y que presentaban muchos problemas.

Como muchos aficionados, Pepe lo intentó, pero no eran fáciles los caminos, nunca lo fueron para los que intentaron ser toreros; Hoy afortunadamente las cosas han cambiado para los chavales que lo intentan, aunque a veces se hecha de menos aquella dureza, sufrimiento, porque indiscutiblemente es de los profesiones más duras que existen. Muy bonita para los que consiguen funcionar, otra cosa, es solo para los elegidos “Ser figura del toreo”, lo más difícil del mundo.

Mi amigo Pepe Vázquez, dejó capotes, muletas y se embarcó en otros caminos, cursó estudios de derecho en la Universidad Complutense de Madrid, ¡lo consiguió! Se doctoró con todas las de la ley.

 

En esa parcela, si que es figura, con mucho oficio, adquirido a lo largo del tiempo, Pepe ve muy pronto, en este caso “al toro” del derecho, el templar las embestidas a Jueces, fiscales y a todos los que conforman y tienen que ver con este mundo del derecho.

Está considerado figura en su profesión, le gusta sentirse torero. En tiempos de frío, se protege con un “marsellés”, como los buenos y clásicos espadas. Pepe, en los pasillos de un juzgado, momentos previos a que comience uno de sus innumerables juicios a los que ha tenido que enfrentarse, parece que está en el patio de caballos de cualquier plaza de toros, “taciturno”, “pensativo”, apurando los segundos a que suenen clarines y timbales, o lo que es lo mismo, se coloca la toga y como si se tratara del paseillo, Pepe avanza en la sala y con la cabeza puesta con todos sus sentidos en cortarles las orejas al toro de la justicia; Aquí, amigo pepe, te puedes considerar “Figura del Toreo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.