domingo, 7 de abril de 2013

“El Juli, Cebada Gago y Arlés”


En esta tarde del primer martes de abril, cuando finalizará la Feria de Pascua de la ciudad francesa de Arlés, con la corrida de “Victorino” y el mano a mano entre Fernando Robleño y Javier Castañón.

En el pasado fin de semana, han ocurrido cosas muy importantes en la fiesta de los toros, tanto aquí en España, como en Francia. Cuando en la tarde del domingo de Resurrección. Sevilla se viste de gala para el inicio de su temporada taurina en el ruedo del Baratillo con la lluvia en sus inicios, esa lluvia que ha dejado en sus templos muchas de sus imágenes, con el amargor de tantos cofrades, llegó un torero de Madrid, Julián López Escobar “El Juli” y quitó parte de ese mal sabor de boca que tenían muchos aficionados sevillanos, fue su reafirmación como gran figura del toreo que es, y ya lo creo, que una vez más “E Juli”, plantó en aquel ruedo su bandera de torero inconmensurable, una oreja en su primer toro y las dos le cortaba a  su segundo, antes en ambos toros los recibió a Portagayola, avisando que llegaba a Sevilla a por todas. 

 

Creo que después de esta tarde y de esa “Puerta del Príncipe”, incontestable, ninguna empresa se atreva a ningunear a “El Juli”, como ya trataron de hacerlo en temporadas anteriores. En esta, su ausencia de los carteles de “San Isidro”, se entenderá muy poco y ¿qué dirán los empresarios de la primera plaza del mundo?, pero “el Juli” es grande como torero y como persona, dedicó su triunfo a su banderillero herido en Sevilla, Luis García “Niño de Leganés”.
Grande, grande, eres Julián, ¡torerazo! Chapeauo!!.

 

En la corrida  de la feria de Arlés, celebrada en la tarde del Domingo de Resurrección, se vivió por parte de aquella magnífica afición y los que pudimos ver el festejo por televisión, el “milagro” de la casta de un en un toro bravo de la ganadería de “Herederos de Cebada Gago”, se llamaba “Lagartijillo”, de pelo castaño, ¡hasta cuatro veces se arrancó al caballo! Cuatro puyazos en todo lo alto le propinó un varilarguero y bueno de verdad, ¡francés! 


 

Que maravilla, un espada francés, “Marcos Leal”, muy nuevo en esta dificilísima profesión, su primera corrida de toros en esta temporada, fue muy generoso con el toro, lo lució y los aficionados disfrutamos como pocas veces, se ve un tercio de varas.  ¡Que grande!.

 

Muchos aficionados que no han visto toros en Francia y en esta ocasión por televisión la han podido ver, habrán visto como es la fiesta en Francia, el respeto, el conocimiento, el premiar y valorar lo bueno, todo muy diferente, y uno siente pena.

 

 No quiero terminar este comentario sin resaltar la cuadrilla de “Javier Castaño”, que dos grandiosos banderilleros lleva en su cuadrilla, “David Adalid” y “Fernando Martín”, que manera de banderillear, que pureza, que torería, dándole grandeza a este tercio, así da gusto verteros, todo tiene sentido y de esta forma, no habrá nada ni nadie capaz de acabar con la fiesta de los toros.



EL AUTOR.



Bernardo Prado, es un maestro del saber y la crítica del arte de Cúchares, lleva en esto 4 décadas, colabora con diversos medios de comunicación nacionales e internacionales de teemas taurinos. Tiene su programa en Onda Cero Algeciras, donde cda martes y a las 3 de la tarde, nos deleita con su sabiduría, analizando todo lo concerniente al mundo taurino , aquí y donde suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.