miércoles, 13 de junio de 2012

El mayor, no es un problema, es sabiduría y experiencia!!



" La peor vejez es la del espíritu." (BERNABÉ TIERNO. Psicólogo, pedagogo y escritor.)


Recientemente, las instituciones europeas han dado en Ávila la bienvenida oficial al Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, con el que Unión Europea pretende cambiar la mentalidad de que los mayores son "un saco de problemas" y promover que son una fuente de sabiduría y experiencia.

El mismo secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, José Manuel Moreno Bonilla, fue el encargado de inaugurar una jornada en la que han participado centenares de personas de tercera edad pero también algunos jóvenes.

Durante la jornada los expertos han repasado la problemática de los mayores -en ocasiones discriminados y sin voz en la sociedad- y han apuntado ideas para romper las barreras entre generaciones, sensibilizar a los más jóvenes de la situación que viven y para relacionarse con personas de todas las edades.

"Hay que transmitir a los jóvenes que la sociedad somos todos y que quien no es viejo ahora lo será más adelante", ha explicado durante una mesa redonda el doctor emérito de geriatría José Manuel Ribera, quien, a su vez, ha instado a los mayores a hacerse oír, quejarse, y mantenerse muy activos.

Hasta el experto en política social y representante de CC.OO. Héctor Maravall ha explicado que las relaciones familiares han cambiado mucho en los últimos años, y que cada vez son más los hijos que residen lejos de los padres, por lo que la solidaridad entre generaciones debe expandirse fuera del ámbito de la familia.

Como ejemplo ha apuntado que en nuestra sociedad actual cada vez son menos los hijos que cuidan de sus padres y cada vez es más habitual ver a personas latinoamericanas ocupándose de los mayores españoles, lo que constituye la principal muestra de relación y solidaridad entre generaciones.



"Tenemos que conseguir, por ejemplo, que desde el colegio los niños vean otra imagen de las personas mayores y no típica visión de que la mejor abuela es la que hace la mejor tarta", ha explicado Maravall.


Para Mercé Mas, del Consejo Asesor de las Personas Mayores de Catalunya, las relaciones entre las personas deben basarse en la capacidad de "ponerse en el lugar del otro", lo que se traduce por ejemplo en el caso de los mayores en entender sin "dar lecciones" la situación concreta de los jóvenes.

Otra de las propuestas expuestas por Álvaro Crespo, de la asociación Solidarios para el Desarrollo, es el valor del voluntariado como punto de encuentro entre generaciones. Crespo ha opinado que para él los mayores y jóvenes no son "nichos inconexos" y que se deben promover actividades conjuntas que ayuden a eliminar "estigmas" como el de que la tercera edad se dedica a "comilonas, bailes y viajes".

Mercé Más ha señalado que hay grandes puntos de conexión entre todas las generaciones, y ha dicho que el principal es que están constituidas por "seres humanos que sienten en común los problemas de la sociedad".




Durante el acto de inauguración, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, José Manuel Moreno Bonilla, ha agradecido a las personas mayores que se hayan convertido en un "colchón social" y les ha dicho que su "experiencia" y "vitalidad" es necesaria para salir de la crisis social y económica.


"Quienes más están dando la cara son los mayores que van a recoger a sus nietos al colegio, dan de comer a sus hijos, de paso les ofrecen una ayudita para que lleguen a final de mes si están en paro", ha señalado Moreno.

"No podemos permitirnos el lujo de que las personas mayores con ganas de vivir y de hacer cosas se sienten en el sofá viendo la tele y queremos que el envejecimiento no sea el final de nada sino la prolongación o incluso el comienzo de nuevas metas vitales", ha señalado el secretario de Estado.

Por su parte, el director general del Imserso, César Antón Beltrán, ha asegurado que España es un ejemplo para la Unión Europa por el arraigo del asociacionismo en las personas de tercera edad y por las amplias actividades que lleva a cabo esta población.

Una responsabilidad de la sociedad.


Hace poco más de medio siglo, a la gente que llegaba a los sesenta se les consideraba viejos: así parecían y así se les llamaba. Casi todos eran ya abuelos y parecían… viejísimos. Pero la media de edad fue creciendo y ahora la esperanza de vida en España es de 84 años de media para las mujeres y de 78 años para los varones. Y parece que va a aumentar. 

 

Ahora, la gente mayor está cada vez en mejor forma y muchas personas están comenzando a ver sus setenta años como años dorados. Los abuelos actuales son, en la mayoría de los casos, personas dinámicas, laboralmente activas, con inquietudes culturales y sociales, independientes económicamente y preocupadas por su salud y su bienestar.


Hasta hace poco, la única salida de quienes enviudaban, era dejar su hogar y vivir con los hijos u otro pariente cercano. Ahora, los abuelos que llegan a los 80 años con altos niveles de autonomía tienden a quedarse en casa el mayor tiempo posible. Allí les acecha el peligro de aislamiento, acentuado por su creciente vulnerabilidad física y la desaparición progresiva de los amigos y buena parte de la familia, que formaban su red de apoyo. 



Para fomentar un envejecimiento activo y sustentado en las relaciones sociales, los expertos se decantan por repensar el diseño de las ciudades y de los servicios mejorando la seguridad y la accesibilidad del entorno: casas con ascensor, escaleras bien iluminadas en los edificios donde viven, mobiliario urbano adecuado y transporte accesible, semáforos ajustados al tiempo de paso o letra adecuada en la configuración de los cajeros automáticos. Además de un entorno adaptado, desde los organismos oficiales se proponen revisar los servicios sociales y potenciar un entorno más seguro que promocione la prevención del maltrato, hurtos y robos, así como estafas y el uso fraudulento de sus propiedades.

 

Hoy vemos demasiados abuelos solos, que "estorban", a los que se les repite que no tienen ni idea, tiranizados por nietos caprichosos, estresados porque tienen que ser de nuevo papás, asumiendo responsabilidades que no les corresponden. Pero las nuevas tendencias de mayores en forma ayudará a romper con estas situaciones de injusticia.


Sin embargo, sin ir mas lejos, en momentos como estos de crisis, son los abuelos, los que en una mayoría, están ayudando a los hijos , atendiendo a los nietos y al final de mes, si sobra un euro...este es para los nietos. 



El 70% de los abuelos cuida de forma habitual de sus nietos, un dato llamativo que pone de relieve la importancia de los mayores en los nuevos contextos familiares.

Los abuelos se han convertido en un pilar fundamental en el cuidado y educación de los nietos. Pero no hay que olvidar que merecen disfrutar de la tranquilidad y el tiempo de ocio que se han ganado a lo largo de su vida.

La sociedad se lo debe!



4 comentarios:

  1. Pues sí que nos hemos merecido el descanso y bienestar que tengamos ahora, porque hemos trabajado para nuestros padres, ayudandoles a sacar para adelante a nuestros hermanos , después para criar a los hijos y ahora ayudando con los nietos .Pero tenemos que sacar tiempo para nosotros y aprender cosas que antes no pudimos y disfrutar al maximo de las cosas buenas de la vida.
    Amalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos la generación que sustenta muchas de las despensas de nuestros hijos y si nos vamosde viage antes dejamos comidas preperadas para que nuestros hijos o nietos no tengan que entretenerse en hacer la comida,eso pareceque no lo reconoce nadie y lohacemos la mayoria de las madres y abuelas.

      Eliminar
  2. Es verdad que los nietos nos dan mucho trabajo,pero tambien es verdad que nos dan una segunda vida,gracias a ellos estamos mas activos y servimos para algo.

    Toñi Ceballos

    ResponderEliminar
  3. anasanga1962@gmail.com4 de julio de 2012, 19:34

    Aun no tengo nietos pero veo en mis cuñadas que estan muy felices de cuidar a sus nietos-as,pero tambien que estan muy atados y ahora que pueden salir de alli para aca no lo pueden hacer.Esto no es justo despues de todo una vida entregada al trabajo.Estas ocupaciones que salen cuando uno ya es mayor,que por un lado son agradables y por otro no,tambien deberian de ser contempladas por los que nos gobiernan.Un saluda Ana

    ResponderEliminar

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.