jueves, 1 de noviembre de 2012

Cuentos y sus enseñanzas


Como ejercicio de la Fase II, los alumnos de la Perlita han trabajado escribiendo unos cuentos a su manera, cuentos que se lo contaban de pequeños, se lo han contado a sus hijos o se lo cuentan a sus nietos. He aquí otro de ellos.                                                      

Os animo a leerlo, los que faltan se irán publicando poco a poco.


Había una vez un hombre llamado Pepe que salió de su casa para ir al trabajo, y justo al pasar por delante de la puerta de la casa de su vecino Paco, se le cayó un papel importante sin darse cuenta . 
Paco que miraba por la ventana, vió caer el papel y pensó:
-¡Que descaro él tío va y tira el papel delante de de mi casa!.
Pero en vez de decirle nada,planeó su venganza,y por la noche vació su papelera junto a la puerta de la casa de su vecino Pepe.
Este que estaba mirando por la ventana en ese momento y recogiendo los papeles encontró aquel papel tan importante que había perdido y que le había supuesto un problema aquel día.
Estaba roto en mil pedazos,pensó que Pepe se lo había robado y tirado en la puerta de su casa y comenzó a pensar en la venganza.
Esa noche llamó a una granja para hacer un pedido de diez cerdos y cien patos para que se lo enviaran a la dirección de Pepe, su vecino.
Este al día siguiente, tuvo un problema para tratar de librarse de los malos olores de los animales y Pepe como estaba seguro de que aquello era cosa de su vecino Paco, en cuanto pudo tramo otra venganza.
Así uno y otro siguieron fastidiándose mutuamente,y de aquel simple papelito en la puerta llegaron a llamar a una banda de música,estrellaron un camión contra la tapia, lanzaron piedras contra los cristales,y hasta un cañón bomba que derrumbo las dos casas de los dos vecinos.
Ambos acabaron en el hospital y se pasaron un buen tiempo compartiendo habitación.
Al principio no se dirigían la palabra,pero un día cansado del silencio comenzaron a hablar.
Con el tiempo se fueron haciendo amigos  hasta que un día  decidieron hablar del incidente del papel. Entonces se dieron cuenta  de que todo había sido un malentendido  y que si desde el principio hubieran hablado  claramente en lugar de vengar las malas intenciones de su vecino se habrían dado cuenta de que todo había pasado por casualidad y nada de eso hubiera pasado.  Así  fue como hablado los dos vecinos terminaron siendo AMIGOS.

¡¡ MORALEJA¡¡  HABLANDO SE ENTIENDE  LAS GENTE.     





Autor: Enrique San Juan

 (Alumno Fase II "Miedo a Internet?"




5 comentarios:

  1. + enhora buena enrique vamos progresando muchisimoaunque tu no te lo creas

    felicidades

    ResponderEliminar
  2. Ya se sabe que hablando se entiende la gente,pero que pocas personas seguimos el consejo,si se siguiera ,cuantos problemas nos evitariamos,por favor que cunda el ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. anasanga1962@gmail.com6 de noviembre de 2012, 17:24

    Enrique ests cuento me ha dejado pasmada,no se si es cierto que te lo hayan contado alguna vez,o esque tienes mucha imaginación.Saludos Ana.

    ResponderEliminar
  4. Un cuento que no conocia y con una moraleja que nos hace que pensar.Buen trabajo Enrique,un saludo.Malu

    ResponderEliminar
  5. Amigo Enrique, esta visto que los cafés en San García, las charlas de Internet y esa profe que ha mejorado al monitor anterior, ha dado estos resultados. Muy buen trabajo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.