sábado, 26 de abril de 2014

Comenzaron los cursos de “Miedo a Internet?”



El pasado lunes 21, comenzábamos la semana con una reunión de monitores y monitoras del curso  de “Miedo a Internet?”, en la sala de ordenadores del Centro de Participación Activa, Algeciras II, de San José Artesano.

El monitor o  monitora del curso de “Miedo a Internet?”, cuenta con la ventaja de haber superado algunas fases de dicho curso y por lo tanto, tiene experiencia y conoce tanto la finalidad como la verdadera misión del mismo.



Los monitores, son parte importante de nuestra asociación, “Amigos de Mayores en la Red”, (Mayor-Net). Su labor dentro del voluntariado, puro y duro, no solo aporta la experiencia en estos cursos, sino que, además, aporta la cercanía con el alumnado y de esta manera, consigue que en pocas clases, los alumnos y alumnas de estos cursos, pierdan el miedo a aprender y entrar en Las Nuevas Tecnologías.

La labor de este tipo de voluntariado, la mayoría son abuelos y abuelas, van más allá de una labor normal, pues aportan cosas importantes que ellos y ellas necesitan para sí, tiempo y esos euros que ponen para ayudar a otras personas de la misma ciudad. Eso es generosidad. Y la conoce, aquellas personas que las viven en primera persona.
 


También es un voluntariado en red. Se trata de ayudar a otras personas a perder el miedo a entrar en la red y también, formar a nuevos monitores y monitoras que, siguiendo un código ético y esencia del voluntariado andaluz, llegan a los centros, para quedarse y ayudar a más personas.

Y el martes, comenzaron más cursos!!


El martes 22, comenzaron los cursos en los Centros de Participación Activa y en diversas AA.VV., como la de La Perlita y La Amistad.

Nada más que en el Centro de Participación Activa , Algeciras II, en San José Artesano, han comenzado las clases con 7 grupos de 15 alumnos y alumnas. Un ejemplo a seguir y es la meta que nos hemos trazado, poco a poco, para llegar al máximo número de personas que al día de hoy, no acceden a la red y por lo tanto, no conoce ni aprovecha de sus beneficios.


Este curso que llevamos allá donde nos invitan, ya no sólo sirve para combatir la soledad y el aburrimiento, sino que también, es de UTILIDAD PÚBLICA.