viernes, 6 de abril de 2012

Los recortes, si incluyen a sindicatos "galácticos", son más justos!!

"Hacienda somos todos", sonaba en medios de comunicación en la primavera de principios de los 80. Alguien decía entonces; "si,unos más que otros". Asi es, en aquella época el Ministerio de Hacienda, utilizaba este eslogan para concienciar a los españoles ante la Declaración de la Renta.Y ahora, casi veinte años después, tras estar más secos que una mojama...toca recorte. Después de tanta fiesta de unos con el dinero de todos, toca apretarse a todos, incluso a los que ni comieron ni bebieron ni..."na de na". Eso si, algunos como los sindicatos "galáctios" (UGT & CC-OO.), también tendrán que recortarse...la de manifestaciones que nos esperan.


"El que avisa no es traidor".


El nuevo Gobierno ya avanzó tras el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre, en el que se aprobó el primer paquete de medidas de ajuste, una disminución del 20% en las aportaciones a partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicales para este año. Con los Presupuestos a punto de iniciar su trámite parlamentario, el recorte aplicado a los partidos políticos ha sido del 13,2%, hasta los 113,7 millones de euros, entre asignaciones para financiación ordinaria, para seguridad y para procesos electorales. En cambio, a los sindicatos les ha correspondido un ajuste del 33%, nos informa Europa Press.

Además, el proyecto de Presupuestos presentado el pasado 30 de marzo, un día después de la huelga general, hacía referencia a un recorte de 6,3 millones de euros en las transferencias a los sindicatos. Pero esta cifra hacía referencia únicamente a la disminución de las aportaciones del Ministerio de Empleo, la principal de todas las partidas que aportan fondos a estas organizaciones.


Así, en el caso de las aportaciones de Empleo, que suponen el 92,2% de las aportaciones presupuestadas en favor de los sindicatos, el 'tijeretazo' ha sido del 28,4%, desde los 22,3 millones de euros a los 16 millones de euros, es decir 6,3 millones de euros menos. Hasta los 8,5 millones que supone el ajuste total, se suman los recortes en las aportaciones del Ministerio del Interior (-20%), Hacienda y Administraciones Públicas (-40%), Educación, Cultura y Deporte (-84,9%) y el de Agricultura, que directamente las suprime. En total, una merma adicional de 2,2 millones de euros.

Sindicatos y patronal comparten las asignaciones referidas a la compensación económica por participación de los agentes sociales en los órganos consultivos. En este caso, los recursos destinados se reducen en un 29,7%, hasta los 3,3 millones de euros. Un chollo que en años anteriores no han sabido gestionar para el mejor fin que se les asignaba...empleo, empleo y empleo.

Y los partidos políticos?


Nada ni nadie se salva del tijeretazo. Los Presupuestos Generales del Estado diseñados por el Gobierno para este año, los más austeros de la democracia, dejarán en una situación financiera muy complicada a varios partidos políticos, en especial al PSOE.

La partida de gasto que el Ejecutivo destinará a financiar a las formaciones tiene un importe total de 113,76 millones, frente a los 131,08 del año 2011. La caída del 13,2% es casi siete puntos menor a la prometida por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero supone sólo el primer paso. En el texto de los Presupuestos se menciona “la remisión a las Cortes Generales” del proyecto de reforma de la Ley Financiación de los Partidos Políticos. Ese proyecto sí incluye “la reducción de la subvención que reciben en un 20%, reducción que se aplicará igualmente a las subvenciones a los agentes sociales”.

El PSOE, el PNV y Coalición Canaria presentaron sus enmiendas a la reforma esta misma semana. Los socialistas y los nacionalistas vascos serían dos de los partidos más afectados por el recorte, pues todas las subvenciones se otorgan en función de los votos y escaños obtenidos en las anteriores elecciones generales, y ambos partidos –sobre todo el PSOE– vieron ostensiblemente reducidos sus apoyos.

Más dinero


En una de las dos enmiendas presentadas por el Grupo Socialista se incluye la propuesta de aumentar las subvenciones hasta niveles de 2008, lo que en la práctica significaría dejar sin efecto la reducción aprobada por el Gobierno. Los socialistas alegan que no estimar su iniciativa supondría “desconocer” la función de los partidos en la articulación del sistema político, cuyo desarrollo podría ponerse “en peligro”.

Lo cierto es que los socialistas llevan ya meses haciendo cábalas sobre cómo cuadrar sus cuentas, ante la perspectiva de un brutal caída en los ingresos en 2012, como consecuencia de los desastres electorales cosechados el año pasado. En el informe de gestión que aprobaron en el 38 Congreso Federal se reconocía una deuda acumulada de 22,6 millones, a la que se suma la electoral, de 24,15. Si a ello se le une que los ingresos previstos para este año rondan los 20 millones –justo la mitad de lo que el PSOE obtuvo de 2009 a 2011–, el resultado final es de una asfixia financiera cercana al colapso.

Esta situación tuvo su primer reflejo en la realidad el mes pasado, cuando la Fundación Ideas -el think tank del partido- retrasó durante semanas el pago de la nómina a sus empleados. La número dos del PSOE, Elena Valenciano, reconoció entonces el “tremendo problema de liquidez” por el que están pasando en Ferraz, donde ya estudian la posibilidad de reducir plantilla mediante despidos, prejubilaciones o bajas incentivadas. Ese problema se agravará si el Gobierno se mantiene firme en su pretensión de reducir ostensiblemente las ayudas.

Menos perjudicados resultarán los partidos que el 20-N crecieron en apoyos, como el PP o IU. La coalición de izquierdas ya dejó atrás los problemas financieros que padeció desde 2004 y su principal enmienda a la reforma sobre la financiación de los partidos propone que el criterio para repartir el dinero sea, exclusivamente, el del número de votos obtenidos.

El Gobierno ya avanzó tras el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre, en el que se aprobó el primer paquete de medidas de ajuste, una disminución del 20% en las aportaciones a partidos políticos, organizaiones empresariales y sindicales para este año.

Con los Presupuestos a punto de iniciar su trámite parlamentario, el recorte aplicado a los partidos políticos ha sido del 13,2%, hasta los 113,7 millones de euros, entre asignaciones para financiación ordinaria, para seguridad y para procesos electorales

La Moraleja.


No se trata de aplicar el refrán de; “mal de muchos consuelo de tontos”. Simplemente, por dignidad, tenía que ser así, no es justo que en estos últimos años, mientras se estaban destruyendo millones de puestos de trabajo y el barco iba a la deriva, esto, solo fuera para los españoles de a pié, y mientras…los “galácticos”, los elegidos; Patronal, Sindicatos Alfa(UGT & CC.OO.) y algunos partidos políticos, vivieran ajenos a este desastre. Bebiendo, comiendo, algunos gastaban en “chuches” (coca, fiestas, chicas, etc.) y fuera de este barco a la deriva que es nuestro país, observaban como los demás…nos hundíamos.

Ahora, es tiempo de remar y remar, eso sí, en la misma dirección y sin soltar las manos del remo. Aunque algunos, los nuevos “recortados”, solo piensen en montar “pollos” y manifestaciones y no por el bien común, sino por lo mal que se sienten al ser por primera vez, tratados como a los demás. Eso no es mirar por los obreros, más bien es mirarse al ombligo y con un ataque de soberbia, no permitir que se le trate así, a los de la “casta” del bien vivir por la gracia de las subvenciones.










Fuentes:
Europa Press
David Martínez (Intereconomía)




El Autor:



"Acidez de Estómago"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario, nos ayuda y nos hace mejorar.