domingo, 8 de abril de 2012

Pequeña historia de Juan (Cosas que pasan)

Me cuenta Juan, jubilado que con la baja pensión que le ha quedado se ayuda económicamente pintando inmuebles de amigos y conocidos. Pintando una casa de un amigo en el rinconcillo, le dice al propietario viudo del inmueble, que cuando se muriese le donara tres cabras que este Sr. tenía en su parcela, este hombre le escribió con su puño y letra en un papel que cuando eso ocurriera esas cabras serían para él.

Este hombre falleció y enterado mi amigo, fue a ver a unos de sus hijos para darle el pésame y posteriormente mostrarle el documento que el padre le firmó, confirmando el hijo que realmente la letra del escrito era la de su padre y diciéndole que cuando el quisiera que fuese a recogerlas.

Una vez con ellas las llevó a una zona de Getares y, un vecino del allí que tenía que ir al ayuntamiento para inscribirlas y darlas de altas, etc. pensó que iba a tener muchos problemas con las cabras y se las ofreció a un carnicero de los Barrios el cual le compró dos por cien euros y la tercera que estaba preñada se la quedó para él y, cuando naciera el cabrito vendería la cabra y se quedaría con la cría.


Cuando vi a mi amigo Juan iba con un carrito de compras vacio buscando pan para dar de comer a esta última.






El Autor:

Miguel Hormigo, es un alumno aventajado del curso "Miedo a Internet?" y además un observador del día a día de nuestra tierra, en lo humano y lo social. Nos trae historias reales y de vez en cuando, alguna que otra posia de su nieto Miguel Flores Hormigo, el niño poeta algecireño.